Gasoil pampeano será el más barato del país

JUAN PABLO VIETA
El proyecto es de la única refinería pyme del país, inaugurada en 2017, que se encuentra radicada en 25 de Mayo, y que cuenta con oleoducto propio y capacidad para industrializar 1.53 millones de barriles de petróleo por año. La construcción de la planta insumió una inversión de 430 millones de pesos y, como es sabido, el 20% del paquete accionario pertenece a la Provincia a través de Pampetrol.
La compañía aspira a consolidar una red de estaciones de servicio bajo el desarrollo de una marca propia que ya tiene su nombre: “Voy”. El dato de color y que las distinguirá de sus competidoras es que promete ofrecer el gasoil más barato del mercado con un descuento que ira del 5% al 10% en relación al precio actual.

Según se desprende de las declaraciones del presidente de Refi Pampa, César Castillo, el objetivo pasa por hacerse ultracompetitivos en el segmento del gasoil grado 2, que es el que usa la industria, el transporte, y el campo.

La red Voy busca erigirse sobre la base de las estaciones de servicio que actualmente son de bandera blanca y que representan alrededor del 20% del total. Castillo planea contar con 50 de éstas al cabo de tres años y 100 en cinco años, para lo cual asegura tener pedidos de 21 provincias aunque destaca que el 30% de los interesados son de provincia de Buenos Aires.

Refi Pampa ofrecerá tres variantes para tentar a las estaciones de servicio de bandera blanca: la venta de combustible, la participación de la estación con el sello de la red, y el modelo completo de estación y tienda, en la que se priorizara la venta de artículos de la zona.

Castillo aseveró que en marzo comenzará a operar la primera estación de servicio de la red con asiento en la localidad bonaerense de Junín, donde planea ganar terreno con la división “Voy Campo” y su gasoil bajo costo como estandarte.

 

Oportunidad.
Con la liberación del mercado de los combustibles, en virtud de la Resolución N° 314/16 las refinerías solo tienen la obligación de comunicar todo aumento de precios con una antelación no menor a las 8 horas de producirse el cambio.
Esto implica que a la menor variación del valor de crudo y del tipo de cambio, las mayoristas están habilitadas para reflejar esos cambios en los surtidores, algo que han venido haciendo de manera frecuente con posterioridad al 1° de octubre pasado, fecha a partir de la cual se liberalizó efectivamente el mercado.

Es en este contexto, donde incluso comenzó a reflotar la venta de equipos de GNC justamente por la espiral ascendente del precio de los combustibles, que un modelo de venta de carburantes Low Cost podría dar resultado.
Mucho más en el caso específico del gasoil, ya que una vez incorporados los cambios en el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) que se aprobaron en el parlamento durante el mes de diciembre, algo que podría pasar el 1 de marzo, tanto los pampeanos en particular como los patagónicos en general pasaremos a ser claros perdedores.

 

Parcial.
Sucede que el nuevo ITC, que ya no es una tasa proporcional sino un importe fijo, solo contempla una exención parcial y no total en el caso del gasoil, algo que si perdurará para el caso de las naftas.
Concretamente sobre una tasa de $4.148 por litro, la exención patagónica será solamente de $2.246 con lo que habrá un 46% adicional del impuesto, es decir $1.902 por litro, que tendremos que comenzar a pagar en el surtidor. En virtud de ello, es que el gasoil Low Cost de Refi Pampa podría tener muy buena receptividad en la región.

 

Fuente: http://www.laarena.com.ar