Un empresario juninense preside la primera refinería pyme de la Argentina.

En las últimas horas quedó oficialmente inaugurada “RefiPampa”, la planta de procesamiento de petróleo crudo ubicada al sur de la localidad de 25 de Mayo, en el corazón de la zona petrolera pampeana. Se trata de la primera RefiPyME con oleoducto propio en Argentina. Fue desarrollada por un grupo de capitales nacionales con 20 años de experiencia en la comercialización y transporte de combustibles y el presidente de la firma es el juninense César Castillo.

La palabra de Castillo

El presidente de la firma, el juninense César Castillo, definió la puesta en marcha de la empresa como “un hito en nuestras vidas” que resultó del “sacrificio: siempre digo que nuestros logros tienen un 99% de voluntad y un 1 de talento”.

Explicó el proceso de refinamiento y dijo que se tardan unas 16 horas en procesar la salida de los productos. Tiene una capacidad de procesamiento de 15 mil m3 al mes y 180.000 por año. También cuenta con una capacidad de almacenamiento de 6.950 m3.

Castillo dijo que actualmente, la producción se enfoca en cuatro variedades de combustibles líquidos principales: naftas, gasoil, fuel oil e “ifos”.

Agradeció el hecho de que “25 de Mayo nos acompañó en muchísimo más que lo que pensábamos, con recursos y gente siempre calificada para hacer las obras” y detalló que ya se firmó “el primer contrato para enviar 600 metros cúbicos de nafta virgen a Brasil. Tenemos muchas perspectivas y desarrollo futuro”.

Consultado sobre la imposibilidad de vender fuel oil a Cammesa, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA, integrada por privados y sector público, Castillo dijo que “se están analizando alternativa de exportaciones, a Chile una de ellas, el desarrollo de un negocio en conjunto con otra petrolera, armar un producto en base al fuel oil, alternativas que tienen que ver con el abastecimiento a las industrias de la construcción vial, y también estamos desarrollando canales nuevo en el mercado de consumo de motores de barco, sabíamos que esto iba a ser así por unos años y luego a cambiar”.

“Por otro lado estamos trabajando en un proyecto que es una unidad nueva de vacío que nos permitiría procesar el fuel y obtener derivados como diesel, otros cortes de nafta y de ifo, y llegar al asfalto, pretendemos diversificar los fondos”.

Por el resto de los cortes que se producen “blending” y la estructura de negocios armada, Castillo respondió que “el blend lo hacen con el biocombustible que se compra en la provincia y el etanol traído desde Tucumán, se formula el producto y se despacha desde acá. La comercialización está orientado a estaciones de servicios, mercados de distribución y la industria, y hoy estamos lanzando nuestra marca, que es “Voy”, a partir de la cual pretendemos abanderar nuevas estaciones de servicios e ir ampliando el mercado dentro de la región que nos compete, apuntamos a 500 km a la redonda y a crecer en círculos de a 600 km”.

Sobre los costos entre comprar y refinar los combustibles, integrado a la cadena, el empresario señaló que “tiene una mejora de costos interesantes y te permite manejar la producción y llegar al cliente cumpliendo con la expectativa de calidad y del tipo de producto que quiere, más cuando hablamos de un mercado cartelizado en donde hay 5 empresas que las maneja YPF”, dijo.

En relación a la cantidad de estaciones de servicios que posee RefiPampa, Castillo dijo que “tenemos 12 y un plan de crecimiento para los próximos 24 meses de 50 bocas, con nuestra bandera, en la región”.

Fuente: www.laverdadonline.com